Belén para recortar de la Editorial Casals

Belén recortable a color de la Editorial CasalsEstas figuras que ofrece la Editorial Casals están pensadas para ser imprimidas a color en papel de alto gramaje o fotográfico, y, luego, recortar cada una de las figuras y montar una composición al gusto de la familia. Estos belenes recortables son muy apropiados para que los niños y jóvenes decoren su propio dormitorio, lugar de estudio o trabajo para la Navidad. La presencia de un nacimiento en la decoración recuerda a todos aquellos que lo contemplan la verdadera razón de estas fiestas: la celebración de el nacimiento de Jesús en Belén.


*  *  *

Recomendaciones para imprimir las imágenes

Para el navegador Windows Internet Explorer:

Seleccionar la imagen, pulsar el botón derecho del raton y elegir "Guardar como" (se guarda en disco duro y luego se edita e imprime con un programa de edición de imágenes) o directamente con el comando "Imprimir".

Para el navegador Mozilla Firefox:

Seleccionar la imagen, pulsar el botón derecho del ratón y elegir "ver imagen" (una vez abierta, en el menú "Archivo", elegir "Imprimir") o "guardar imagen como" (se guarda en disco duro y luego se edita e imprime con un programa de edición de imágenes).


Belén para recotar de la Editorial Casals

Evangelio de san Lucas

Como complemento, a la hora de montar el belén en familia, os recordamos el relato que hace san Lucas de este gran acontecimiento en su Evangelio:

En aquella época apareció un decreto del emperador Augusto, ordenando que se realizara un censo en todo el mundo. Este primer censo tuvo lugar cuando Quirino gobernaba la Siria. Y cada uno iba a inscribirse a su ciudad de origen. José, que pertenecía a la familia de David, salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y se dirigió a Belén de Judea, la ciudad de David, para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada. Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue.

En esa región acampaban unos pastores, que vigilaban por turno sus rebaños durante la noche. De pronto, se les apareció el Ángel del Señor y la gloria del Señor los envolvió con su luz. Ellos sintieron un gran temor, pero el Ángel les dijo: «No teman, porque les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor. Y esto les servirá de señal: encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales y acostado en un pesebre». Y junto con el Ángel, apareció de pronto una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres amados por él». Después que los ángeles volvieron al cielo, los pastores se decían unos a otros: «Vayamos a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado». Fueron rápidamente y encontraron a María, a José, y al recién nacido acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que habían oído decir sobre este niño, y todos los que los escuchaban quedaron admirados de que decían los pastores.

Mientras tanto, María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón. Y los pastores volvieron, alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y oído, conforme al anuncio que habían recibido.

(Lc 2, 1-20)

 

Evangelio del día

 

Evangelio del día: Signos de los tiempos

Lucas 12, 54-59. Viernes de la 29.ª semana del Tiempo Ordinario. Tengan en cuenta que, cada vez que intentamos leer en la realidad actual los signos de lo...

Cuento del mes

 

Una cruz a la medida

Se cuenta que un hombre caminaba por el rumbo de la vida cargando su cruz sobre sus hombros. De repente se le apareció ...

Recomendamos

 

La Biblia de los más pequeños

Acaba de aparecer, publicada por Editorial Casals, y con la autoría de Luis M. Benavides y Elena Santa Cruz, catequetas-catequistas argentinos, ilustraciones...