Historias del Génesis: Caín y Abel, el Diluvio y la torre de Babel

genesis00_-_cain_y_abelEn esta sección de Historias de la Biblia incluimos este mes tres relatos del libro del Génesis, que se ubican entre la Creación y la historia de los Patriarcas, iniciada con  la vida de Abraham. Se trata de los relatos de las relaciones entre los hijos de Adán y Eva (Caín y Abel), del Diluvio universal y de la construcción de la torre más famosa de la Antigüedad (la de Babel).

 

Los hijos de Adán y Eva: Caín y Abel

El primer hijo de Adán y Eva se llamaba Caín y era labrador, luego nació Abel que era pastor. Caín ofrecía a Dios algunos frutos que cosechaba de su tierra pero no eran los mejores; sin embargo Abel le sacrificaba los mejores animales de su ganado. A Dios le agradaba más la ofrenda de Abel, y esto molestaba a Caín que andaba siempre enfurecido y cabizbajo.

genesis00_-_cain_mata_a_abelUn día dijo Caín a su hermano: “Vamos al campo” Y cuando llegaron se alzó contra Abel y lo mató. Entonces Dios preguntó a Caín: “¿Dónde está tu hermano Abel?” Y él contestó: “¿Soy yo acaso el guardián de mi hermano?” Pero Dios le decía: “Desde la tierra me llega la voz de la sangre de tu hermano” y Caín no sabía cómo esconderse de Dios pues le remordía la conciencia por lo que había hecho. Dios castigó a Caín a que la tierra que labrase no le diera ningún fruto y por tanto tenía que caminar fugitivo y errante por muchos lugares hasta que se estableció en un territorio situado al oriente del Paraíso.

Dios otorgó un nuevo hijo a Eva para consolarla por la pérdida de Abel y se llamó Set.

El Diluvio universal

genesis01Pasado largo tiempo, los hombres se habían multiplicado y repartido por toda la tierra, pero se volvieron malos y Dios se entristeció muchísimo al ver tanta maldad, de tal modo que se arrepintió de haberlos creado y decidió exterminarlos a todos; bueno, a todos no, porque había uno que se llamaba Noé, que amaba de verdad a Dios y a éste no quiso perjudicarle. Así que un día le dijo: “Noé, la tierra está llena de maldad y he decidido exterminar a los hombres, pero quiero salvarte a ti. Fabrícate un gran arca de madera y divídela por dentro en muchas habitaciones para que quepan muchos animales. El arca debe tener 150 metros de largo por 25 de ancho y por 15 de alto. La puerta la harás en un costado y debe tener por dentro tres pisos. Voy a arrojar sobre la tierra un gran diluvio para que muera toda la vida que hay sobre ella. Entrarás en el arca tú y tus hijos con sus mujeres. Deberás meter en el arca parejas de toda clase de animales, tanto del ganado como de las demás especies como aves, reptiles, y otros muchos; y también deberás recoger y guardar muchos alimentos para vosotros y para los animales”.

genesis02Noé hizo como Dios le había pedido y fabricó el arca que era grandísima. Luego fue preparándola por dentro y metiendo toda clase de animales por parejas, machos y hembras: gallinas, conejos, caballos, burros, ovejas, gatos, serpientes, jirafas, elefantes, leones, etc. Cuando terminó se metió dentro y cerró bien la puerta. Comenzó a llover muy fuerte y estuvo lloviendo sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches. Las aguas subieron en toda la tierra y el arca flotaba por la superficie. Tanto crecieron las aguas que cubrieron los montes más altos y toda la vida que había en la tierra se murió ahogada bajo las aguas; no quedaron ni personas vivas ni animales vivos. Las aguas permanecieron altas durante ciento cincuenta días.

genesis03Para probar si las aguas habían descendido de nivel, Noé soltó un cuervo por una pequeña ventana, pero siempre volvía al arca porque no encontraba nada que comer. A los siete días soltó una paloma, que también volvió porque no encontraba dónde posarse. Otros siete días después, soltó la paloma y ésta regresó al atardecer con una ramita de olivo en el pico. Noé supuso que las aguas habían descendido pero esperó otros siete días más y soltó de nuevo la paloma, que ya no regresó. Entonces abrió el techo del arca y vio que la tierra se había secado; el arca estaba posada en el monte Ararat, un monte muy alto. Dios dijo a Noé que saliera con su familia y que diera libertad a todos los animales.

genesis04Noé salió y ofreció en un altar un sacrificio a Dios con animales que llevaba para este fin, y el suave olor de la ofrenda llegó hasta el Señor que se arrepintió de haber exterminado a tantos hombres, por eso dijo a Noé: “Hago con vosotros un pacto de no volver a exterminar a los hombres y no habrá más diluvios que destruyan la tierra. Cuando vengan las nubes por el cielo aparecerá el arco iris que me recordará mi pacto eterno con todos los hombres y no volveré a enviar una destrucción tan grande. El Arco Iris será mi señal”

La torre de Babel

genesis05_-_babelLos hijos de Noé se multiplicaron por toda la tierra y todos hablaban la misma lengua, pero algunos decidieron edificar una torre tan alta que querían que tocase el cielo. Comenzaron a construirla con entusiasmo pero Dios, al ver que solo querían mostrar su orgullo, no permitió que la terminasen pues les confundió las lenguas y ya no se entendían entre ellos. Se llamó la torre de Babel, porque allí confundió Dios las lenguas a los orgullosos hombres.

genesis05_-_piramidesDespués de Noé los hombres formaron nuevas civilizaciones de las que aún hoy día conservamos importantes vestigios que nos hablan del esplendor y grandiosidad que llegaron a tener; como por ejemplo la civilización egipcia, la mesopotámica, y otras muchas por los cinco continentes. Pero los hombres pronto se volvieron a olvidar del verdadero Dios. Y así se inventaban dioses falsos que se acomodaban a sus muchas maldades; dioses vengativos y sanguinarios que exigían sacrificios humanos, dioses con formas de animales o de monstruos a los que se atribuían diversos poderes. Lo mismo adoraban al sol y a la luna, que ponían a un falso dios detrás de cada fenómeno de la naturaleza que diera miedo, como el trueno, los terremotos, las tormentas, etc. Desgraciadamente los más débiles sufrían el abuso de los más fuertes, lo que apenaba mucho al verdadero Dios, que veía que los hombres, por sí solos no conseguían hacer del mundo un lugar de amor y de paz como él quería. Por eso, en un momento determinado de la historia, el momento que consideró oportuno, Dios mismo buscó de nuevo a su criatura amada, el hombre, para mostrarle su infinito amor, llevarle la esperanza de su reino de salvación, y librarle de las ataduras del mal, bien urdidas por el demonio.

Comenzó por elegir a una persona, Abraham, que vivió hace unos 4.000 años, a quien se manifestó y comunicó su plan divino; luego a sus descendientes, que formaron un gran pueblo, el pueblo de Israel; y finalmente, a todos los hombres del mundo, a quienes ha venido a salvar por medio del sacrificio de su propio hijo, Jesucristo.

genesis06_-_sacrificio_humano_azteca

Sacrificios humanos al dios Quetzalcoatl,
en Sudamérica, hace poco más de 500 años.

Vocabulario

Cabizbajo: con la cabeza agachada

Errante: que va de sitio en sitio

Ofrenda: lo que uno o varios ofrecen a alguien

Pacto: acuerdo importante entre dos o más personas

Urdir: tejer, enredar, manejar, planear.

Vestigios: huellas o señales. En este caso se incluyen ruinas y restos arqueológicos.

Para la catequesis

  • ¿Por qué agradó más a Dios el sacrificio de Abel que el de Caín?
  • Dios se merece lo mejor de nosotros pues nos ha creado y nos ha manifestado su amor. ¿Qué frutos de amor podemos ofrecerle cada día? Piensa en cosas sencillas y pon en ellas todo tu corazón.
  • ¿Quién ha ofrecido a Dios el mayor sacrificio del mundo? ¿Cuál es el sacrificio que se celebra en la Santa Misa?
  • ¿Cuál fue el motivo por el que Dios envió el diluvio a la tierra? ¿Qué señal puso en el cielo para recordarnos que no volverá a enviar una destrucción tan grande como aquella?
  • ¿Por qué los hombres no pudieron terminar de construir la torre de Babel?
  • Cuando los españoles conquistaron América se encontraron a los nativos de aquellas tierras celebrando horribles sacrificios humanos a dioses sanguinarios. ¿Qué mensaje crees que llevaron los conquistadores a aquellos desgraciados? ¿Conoces la historia de la Virgen de Guadalupe y el indio Juan Diego? Búscala en esta web, en algún libro o pide que te la cuenten. ¿Sabes lo que significa la palabra “evangelización”?

 

Evangelio del día

 

Evangelio del día: Los discípulos de Emaús

Lucas 24, 13-35. Miércoles de la 1.ª semana del Tiempo de Pascua. Este drama de los discípulos de Emaús es como un espejo de la situación de muchos cr...

Cuento del mes

 

Un cuento para la Pascua

El niño, Jacobo, dirigió se a su padre bajando la ladera pedregosa que se extendía desde Jericó en la valle, hasta J...

Santo Rosario de Josemaría Escrivá

 

Santo Rosario: primer Misterio Doloroso

Como en otros días, ha de ser hoy el Rosario arma poderosa, para vencer en nuestra lucha interior, y para ayudar a todas las almas. Ensalza con tu lengua a San...

Recomendamos

 

La Biblia de los más pequeños

Acaba de aparecer, publicada por Editorial Casals, y con la autoría de Luis M. Benavides y Elena Santa Cruz, catequetas-catequistas argentinos, ilustraciones...