Tiempo litúrgico de Navidad

Tiempo litúrgico de NavidadLa Navidad es un tiempo de celebración del nacimiento de Jesús, que abarca desde la Nochebuena del 24 de diciembre hasta la fiesta del Bautismo del Señor.
La preceden cuatro semanas de preparación (Adviento).

El corazón de estas fiestas es la Solemnidad del 25 de diciembre, Navidad.

Posteriormente, tienen lugar las siguientes fiestas: San Esteban (primer mártir: día 26); San Juan (el discípulo a quien Jesús más amaba: día 27); Santos Inocentes (día 28); Sagrada Familia (domingo siguiente a Navidad); Santa María, Madre de Dios (1 de enero); Adoración de los Magos (Epifanía, 6 de enero); Y el Bautismo de Nuestro Señor (domingo siguiente a Epifanía), con que termina el tiempo litúrgico de la Navidad.

*  *  *

Misa de Gallo

Es costumbre que se celebren varias misas en Navidad, con distinto contenido según su horario. Así, la noche anterior (Nochebuena) tiene lugar la famosa Misa de Gallo o Misa de Medianoche. En algunos lugares se celebra también una Misa de la Aurora al amanecer del 25 de Diciembre. Y la Misa de Mediodía, después de la cual es costumbre que el Papa envíe un mensaje de Navidad a todos los fieles del mundo: este mensaje es conocido como Urbi et Orbi (en latín: a la Ciudad de Roma y al Mundo), y se retransmite por televisión.


Belén

La historia del belén se remonta al año 1223, cuando san Francisco de Asís, para facilitar la comprensión de la Navidad a la gente sencilla de Greccio (Italia), representó el Nacimiento de Jesús en un establo vecino a su convento: el Niño, la Virgen, San José y los pastores eran personajes reales, como reales fueron el buey, la mula y las ovejas.

Los protagonistas del belén son Jesús, María y José («el Misterio»).

También suele haber un buey y una mula. No se citan en el Evangelio, pero Isaías había profetizado: «Conoce el buey a su dueño, y el asno el pesebre de su amo. Israel no conoce, mi pueblo no discierne». Los cristianos somos como ese buey y esa mula: personas humildes pero con ojos capaces de reconocer al Niño Dios.

Cuando el belén es mayor, también hay figuritas de pastores, Reyes magos, belenitas... e incluso el castillo de Herodes en el horizonte (véase, el rito de bendición del belén familiar).


Villancicos

Los Ángeles entonaron el primer cántico de Navidad al anunciar el nacimiento de Jesús a los pastores: Gloria a Dios en el cielo y paz en la tierra a los hombres que ama el Señor.

Desde entonces se han compuesto innumerables himnos y canciones de Navidad. Hacia el siglo XIII aparecen los chritsmas carols en Inglaterra; los villancicos navideños en España; los cantiques de Noël en Francia; los weihnachten lieder en Alemania; y los kolendas en Rusia y Polonia.

Estos cánticos navideños, sobre todo en España, son generalmente canciones simples, entonadas por labriegos y pastores (villanos: de allí su nombre de villancicos). Son mensajes infantiles, llenos de ternura, que expresan con las diferentes melodías autóctonas el sentimiento de amor y esperanza que despierta la celebración de la Navidad.


Crismas o tarjetas de Navidad

Cuando alguien se siente feliz, quiere hacer partícipes de esa felicidad a quienes ama. Los Christmas son tarjetas que sirven para compartir con nuestros parientes y amigos la alegría por el nacimiento de Jesús.

El precedente de nuestros christmas se encuentra en las escuelas inglesas, donde se pedía a los estudiantes que escribieran algo referente a la Navidad antes de salir de vacaciones de invierno, y lo enviaran por correo a su casa para que sus padres recibieran un mensaje navideño.


Regalos

Es costumbre muy antigua llevar un presente al niño recién nacido o a sus padres. Los pastores de Belén llevarían una pequeña oveja, o su morral con comida y ropa. Además, días después, desde el Oriente llegaron los Magos que presentaron sus dones de oro, incienso y mirra.

Navidad es tiempo de regalos: de esta manera imitamos a Dios, que se regala a sí mismo. Pero atención, porque imitar al Niño requiere no limitarse a dar cosas que se puedan comprar, sino darse uno mismo. Por eso, los mejores regalos de Navidad son el cariño, el servicio, la comprensión, la obediencia, el tiempo, el trabajo...

Agradecer, e imitar el regalo del nacimiento de Jesús. Este es el sentido de los regalos de Reyes (y, aunque sea menos navideño, también de San Nicolás, con los calcetines y medias rojas en la chimenea), de la costumbre del aguinaldo, las pagas extras, de las Rifas y Cestas de Navidad... y hasta de la lotería de Navidad.


Dulces

Aquel día los montes destilarán dulzura y las colinas manarán leche y miel. Con esta oración el salmo enseña que la venida de Jesús es dulzura, paz y alegría: donde está Él desaparece toda amargura.

Este es el sentido de los dulces navideños, entre los que destacan los turrones (principalmente los tradicionales, turrón blando o de Jijona y turrón duro o de Alicante), los polvorones, dátiles, mazapanes (en sus múltiples variedades como figuritas, pastel de Gloria, pan de Cádiz), peladillas, y alfajores. El día 6 de enero suele comerse el tradicional «roscón de Reyes».


Reuniones familiares

La cena de Nochebuena y la comida de Navidad suelen ser tradicionales encuentros familiares para celebrar el nacimiento de Jesús.

Existen algunos platos típicos de estas fechas, como el cordero, la pularda, el pavo, el capón, el besugo, la sopa de almendra, etc.


Árbol

Reza un antiguo salmo: Que dancen de gozo los árboles del bosque, delante del Señor que hace su entrada. Los árboles son los representantes más nobles del reino vegetal, y su alegórica danza al son del viento manifiesta la alegría de todo lo creado por el nacimiento de Jesús.

Además, el árbol está lleno de simbolismo. Su forma triangular hace referencia a la Santísima Trinidad. Su naturaleza perenne (suele ser una conífera) representa la vida eterna. Y en el «árbol» de la Cruz nos redimió en Niño-Dios cuyo nacimiento celebramos.


Adornos

Luces

Jesús es la luz del mundo, porque nos ha traído sentido para vivir y fuerza para amar. Desde Jesús la historia de la humanidad se ha iluminado, como el sol disipa la oscuridad de la noche.

Por eso, los primeros adornos navideños fueron las velas, símbolos de la luz de Cristo. Posteriormente se sustituyeron por bombillas de toda clase y tamaño.

Esferas de colores

El árbol se comenzó adornando no solo con velas sino también con manzanas, simbolizando el pecado original. En el siglo XVIII los sopladores de vidrio de Bohemia crearon bolas de multitud de colores (que recuerdan a las manzanas originales) para celebrar el nacimiento de Cristo. El color de cada esfera también tiene un significado:

  • Azul: oraciones de reconciliación
  • Plata: las de agradecimiento
  • Oro: alabanza
  • Rojo: las de petición

Coronas

Bien realizadas con ramas secas, con plantas naturales o tela de colores y todas ellas adornadas con flores, frutas, lazos, ositos, caramelos o frutos secos, son símbolo de felicidad del alma que se sabe amada por Dios con un amor infinito y eterno.

Ángeles

Son mensajeros entre el cielo y la tierra. Suelen colocarse en el árbol de Navidad y sobre todo en el Nacimiento, para recordar el anuncio de la buena noticia a los pastores.

Estrellas

La estrella de Oriente reveló el nacimiento del Mesías e iluminó el camino de los Magos hasta el portal de Belén. Las estrellas simbolizan la esperanza y la luz de quien camina hacia Dios.

Acebo y muérdago

Son símbolos de fertilidad y de vida, porque sus hojas permanecen verdes en invierno.

Piñas

El pino representa la inmortalidad, porque es de hoja perenne; la resina simboliza la luz y el aroma; y la piña, con sus piñones, la vida. Por eso abundan las advocaciones de la Virgen con el nombre «del Pino», y las imágenes del Niño Jesús con una piña en la mano.

Pintadas con purpurina de color oro o plata, resultan ideales para adornar y diseñar centros.

Flor de Pascua

La poinsetia o flor de Pascua es conocida también como Estrella de Navidad, ya que florece de noviembre a enero. Se cuenta que esta planta, aunque daba lo mejor de sí, no era valorada por los hombres porque solo producía hojas verdes, hasta que Jesús recompensó su entrega con el rojo de su Sangre. Su nombre científico es Euphorbia pulcherrima (la más bella) por su variedad cromática tan rara en invierno.

La Navidad entrega sus tesoros a quien sabe contemplarla... con ojos de niño.

*  *  *

Luis Herrera, capellán del Colegio de Fomento «Los Olmos»


 

Evangelio del día

 

Evangelio del día: Estad siempre alerta

Lucas 21, 34-36. Sábado de la 34.ª semana del Tiempo Ordinario. El cristiano es una persona que sabe vigilar su corazón mientras espera a Nuestro S...

Cuento del mes

 

El milagro de Calanda

Aconteció el prodigioso suceso en 1640. Un mozo de 19 años, llamado Miguel Juan Pellicer, natural de Calanda, en Arag...

Recomendamos

 

La Biblia de los más pequeños

Acaba de aparecer, publicada por Editorial Casals, y con la autoría de Luis M. Benavides y Elena Santa Cruz, catequetas-catequistas argentinos, ilustraciones...

Santoral